Hungry Monster: Un juego de mesa educativo y divertido para niños a partir de 3 años

Hungry Monster es un divertido juego de mesa para niños que combina habilidad manual, aprendizaje y trabajo en equipo.

Con este juego educativo, los niños aprenderán los nombres de diferentes alimentos mientras intentan alimentar a un hambriento monstruo.

Hungry Monster es un juego de mesa para 2-4 jugadores preescolares lanzado en 2020 por la editorial JUMBO GOUKA. Presenta dos modos de juego cooperativos en los que los jugadores trabajan juntos para preparar una pizza o alimentar a un monstruo hambriento.

Combina piezas de madera, fieltro y otros materiales para que los niños practiquen su destreza y asocien texturas. Además, ayuda a aprender los nombres de distintos alimentos y trabajar en equipo.

Cómo se juega a Hungry Monster

hungry monster juego de mesa

«Hungry Monster» es un juego de mesa diseñado específicamente para preescolares y niños en edad preescolar.

Ofrece dos modos de juego emocionantes que desafían a los jugadores a usar su destreza manual y aprender sobre diferentes comidas y texturas.

Modo 1: ¡Hagamos Pizza!

  • El objetivo de este modo es ser el primero en completar una pizza con 4 ingredientes diferentes.
  • Se monta el monstruo en la base de la caja y se colocan los alimentos en la bandeja frente a él.
  • Cada jugador recibe una base de pizza. Por turnos, se gira la ruleta para determinar qué alimento deben recoger con las pinzas y colocar en la base de la pizza.
  • Si un jugador deja caer un alimento en el camino, debe recogerlo con las pinzas y devolverlo a la bandeja, pasando el turno al siguiente jugador.
  • Si en tu turno no puedes completar la pizza porque no quedan ingredientes en la bandeja, quedas eliminado de la partida. El primer jugador en completar su base de pizza con 4 ingredientes diferentes será el ganador. Si no quedan ingredientes en la bandeja y ningún jugador ha completado su pizza, el monstruo se proclama como el ganador.

Modo 2: Alimentemos al Monstruo

  • En este modo, cada jugador escoge un plato y coloca en él 5 ingredientes diferentes.
  • Por turnos, los jugadores eligen un alimento, lo pronuncian en voz alta y lo recogen con las pinzas para alimentar al monstruo.
  • El siguiente jugador debe elegir un alimento diferente al del jugador anterior, pronunciar su nombre y darle de comer al monstruo.
  • Si un alimento se cae durante el proceso, el jugador debe recogerlo con las pinzas y devolverlo al plato.
  • El primer jugador en dejar su plato vacío es el ganador de este emocionante modo de juego.

Tiempo de Juego y Número de Jugadores

Cada partida dura unos 15 minutos. Es un juego dinámico y rápido, ideal para la limitada atención de los más pequeños.

Se puede jugar de 2 a 4 jugadores preescolares. Los modos cooperativos fomentan el compañerismo y el aprendizaje conjunto.

Habilidades que se potencian en los niños

Aunque «Hungry Monster» es un juego diseñado para preescolares que fomenta:

  1. Desarrollo de Habilidades Manuales: Este juego es una excelente manera de desarrollar la destreza manual de los niños, por lo que anima a los jugadores a practicar el uso de las pinzas con cuidado.
  2. Memorización de Alimentos: En el Modo 1, la memorización de los ingredientes disponibles en la bandeja puede ser ventajosa para completar la pizza con rapidez.
  3. Comunicación y Pronunciación: En el Modo 2, fomenta la comunicación y el desarrollo del lenguaje, ya que los jugadores deben pronunciar el nombre de los alimentos.

Expansiones y variantes del juego

Hungry Monster no tiene expansiones oficiales. Sin embargo, existen algunas variantes no oficiales que se pueden jugar.

Una variante popular es jugar con un monstruo más grande. En esta variante, el monstruo es más difícil de alimentar, por lo que los jugadores deben ser más rápidos y precisos.

Otra variante popular es jugar con un tiempo limitado. En esta variante, los jugadores tienen un tiempo limitado para completar su pizza o dejar su plato vacío.

Reseña del juego

Hungry Monster es un juego excelente para niños preescolares. Su planteamiento cooperativo y los materiales de distintas texturas lo hacen muy accesible para los más pequeños.

Destaca por enseñar vocabulario y motricidad fina de forma divertida. Los dos modos de juego le dan variedad, manteniendo siempre la temática infantil y el aprendizaje activo. Muy recomendable tanto para jugar en casa como en clase.

En definitiva, un juego educativo de gran calidad que fomenta el compañerismo y la inteligencia emocional. Una compra perfecta para regalar a niños de 2 a 5 años.

Cómo jugar a Hungry Monster [Vídeo]

Hungry Monster es un juego de mesa educativo y divertido para niños a partir de 3 años. El juego combina distintos materiales y texturas, y tiene dos modos de juego: preparar una pizza o alimentar al monstruo.

Scroll al inicio