Kezao: un juego rápido y divertido para toda la familia

Kezao es un juego de observación y velocidad que atraerá a grandes y pequeños. El objetivo es ser el más rápido en colocar una tarjeta que respete la combinación de colores mostrada por los dados.

Kezao es un juego sencillo y accesible para todos que estimula los reflejos y la velocidad de reacción. Con ilustraciones originales y coloridas, es ideal para jugar en familia o con amigos, ya que partidas son rápidas (unos 20 minutos).

Ha sido galardonado con el premio al Mejor Juego Familiar en la Feria Internacional del Juego de Essen 2021.

Cómo se juega a Kezao

El juego se juega con 60 cartas y 4 dados de colores: 2 dados con los colores permitidos y otros 2 con colores prohibidos.

Para iniciar la partida, distribuye 7 cartas a cada jugador y luego el resto es el pico.

Cada jugador mira sus cartas y luego, al mismo tiempo, lanza los 2 dados.

Cada jugador debe deshacerse de una de sus cartas según los colores impuestos y/o prohibidos por los dados.

Por ejemplo, si los dados indican «con amarillo, pero sin azul», es necesario que la ilustración de la tarjeta tenga en cuenta estas indicaciones.

El jugador que se quede sin cartas primero gana la partida.

Tiempo medio de partida y Número de Jugadores

Cada partida de Kezao tiene una duración promedio de 20 minutos, lo que permite que la diversión no se detenga y puedas jugar varias rondas en poco tiempo. Es perfecto para 2 a 5 jugadores, haciéndolo ideal para pequeñas reuniones o como actividad rápida en cualquier momento.

Consejos de estrategia para Kezao

  • Mira tus cartas cuidadosamente antes de lanzar los dados. Esto te dará una mejor idea de qué cartas puedes jugar.
  • No te apresures. Tómate tu tiempo para pensar en la mejor jugada.
  • No te dejes intimidar por los otros jugadores. Sigue tu propio ritmo y juega lo mejor que puedas.

Expansiones y variantes del juego

La versión avanzada incluye cartas comodín que sirven para cualquier tirada. Así se reducen las posibilidades de tener una mano inservible.

Otra variante es jugar por equipos. Los compañeros pueden consultarse para elegir la carta, lo que añade estrategia y comunicación.

Para los más pequeños, se puede simplificar quitando los dados de color prohibido. Así solo hay que fijarse en los permitidos.

Mi opinión del juego

Kezao me ha sorprendido gratamente. A primera vista parecía un juego demasiado sencillo, pero en cuanto empezamos la primera partida me atrapó completamente. Requiere mucha más habilidad y reflejos de lo que imaginaba.

Los niños lo han disfrutado muchísimo, estaban super concentrados observando los dados y buscando rápido en sus cartas. Es muy divertido ver como se emocionan intentando ganar. Para ser un juego tan compacto y con reglas tan simples, tiene una gran rejugabilidad.

Lo mejor es que partidas son muy rápidas, en diez minutos terminas la partida. El ritmo frenético y los gritos cada vez que alguien se equivocaba y tenía que coger cartas nos han hecho pasar unos ratos llenos de risas. Lo recomiendo totalmente para jugar en familia y con amigos.

Scroll al inicio